Se sugiere complementar su Dieta ó Alimentación semanas antes y posterior a su Cirugía con las dosis recomendadas de Vitamina A, importante en los procesos de cicatrización específicamente sobre la producción de Colágeno y protección de los tejidos contra infecciones virales y bacterianas. Vitamina C, que acelera los procesos de curación, igualmente es un elemento esencial en la producción de colágeno. Zinc, Cobre y Selenio; cada uno de estos juega un rol en el fortalecimiento del sistema Inmune, reduciendo los riesgos de infección en cualquier tipo de curación de heridas. 

La Bromelina es una enzima encontrada en el tallo y jugo de la Piña, al usarse como medicamento, reduce la inflamación, dolor y se le ha encontrado algunos componentes que interfieren con el crecimiento de células tumorales. La Árnica Montana es una planta encontrada en regiones montañosas de Europa y Sur de Rusia, disponible en tabletas, perlas, Té, aceite, ungüento, Gel, usada la mayoría de las veces en Cirugía Plástica en presentación de tabletas previo y posterior a Cirugía, acelerando la curación al reducir la inflamación, equimosis y/o moretón. 

Algunos suplementos alimenticios y/o Vitaminas pueden causar reacciones adversas durante o posterior al procedimiento quirúrgico, tales como prolongación de los tiempos de sangrado, siendo este el efecto adverso de mayor frecuencia, alteraciones cardiovasculares, interferencia con la Anestesia e interacciones con medicamentos de prescripción. 

Los suplementos que debe tener en mente y suspender cuando menos dos semanas previo a su Cirugía incluyen: Aceite de Pescado ó Ac. grasos Omega 3, Jengibre, Ajo, Equinácea, Dong quai, Ginkgo Biloba, Gingseng, Kava Kava, Efedra Sinica, Amber también conocida como Hierba de San Juan y la Vitamina E en preparaciones únicas o mezclada con otros multi-vitamínicos.

Una Alimentación Sana Impacta favorablemente en los procesos de Curación.

Incremente el consumo de proteínas, dos de los más importantes elementos para la curación en la regeneración de tejidos y vasos sanguíneos son las proteínas y calorías. Consuma alimentos ricos en calidad proteica, como pescado, aves de corral, frijoles, leguminosas ó cortes de carne magra.

Los requerimientos de proteína normales son en promedio de 0.8 gr por Kg de peso corporal. Ej: una mujer de 65 kg necesita aproximadamente 52 gr ( 65 kg x 0.8 gr = 52 gr)

Sin embargo posterior a cirugía estas necesidades se deben incrementar cuando menos 1.5 veces más, de 95 a 100 gr x día. Si usted no puede ingerir esta cantidad de proteína, considere agregar suplementos en polvo altos en proteína a un licuado, yogurt o smoothie. Una cuchara aporta 20 gr de proteína y sólo 80 calorías.

Sin ser un nutriente esencial, agregar un probiótico a su alimentación, también beneficiará su recuperación después de Cirugía Plástica; incrementando la absorción de vitaminas y nutrientes, un mejor soporte en la función del sistema inmune y ayuda disminuir los efectos secundarios generados al sistema digestivo por los antibióticos. 

Se recomienda hidratarse adecuadamente previo a su cirugía, tomando cuando menos 6-8 vasos de agua con alta pureza, ayudando a limpiar e hidratar su cuerpo; para evitar complicaciones durante la cirugía, asegúrese de NO tomar líquidos después de media noche el día previo a su cirugía.

Algunos pacientes posterior a cirugía pueden sentir gran incomodidad al encontrarse constipados por algunos días; ocasionados por deshidratación, uso de narcóticos ó agentes anestésicos. Puede prevenir o anticipar estos temas digestivos, comiendo algunas ciruelas días antes y después de su cirugía, si no son de su agrado puede tomar SurgiLax suplemento específicamente formulado para personas que se van a someter a cirugía ó ya fueron operados.

Revise y anote los medicamentos, Vitaminas y/o suplementos alimenticios que pueda estar tomando, para informar y recibir autorización de su Cirujano Plástico Estético sobre la posibilidad de continuar o suspender el uso de los mismos.