Indiscutiblemente la Nariz es quizás el atributo facial más relevante; por lo cual, el menor rasgo poco atractivo puede ser magnificado alterando su auto-imagen. Una giba nasal, nariz excesivamente larga, ancha o deformada, narices con defectos congénitos, pueden ser corregidas por medio de una Rinoplastia. Aquellas que muestran obstrucciones debido a desviaciones de estructuras nasales internas, las cuales pueden causar problemas como, dificultad para respirar, Sinusitis, cefalea (dolor de cabeza) entre otros, puede ser corregido por medio de una Rinoseptumplastía.

La Nariz perfecta es la que luce armoniosa y balanceada con su estructura facial, cada cara difiere en tamaño, forma y contorno, por lo tanto la nariz perfecta para cada cara es igualmente diferente; sin embargo, ciertas características nasales son consideradas estéticamente agradables para una gran mayoría.

Los efectos de la Rinoplastia varian notablemente según la edad del paciente; A partir de los 15 años en la mujer y 2 a 3 años más tarde en el hombre , ya puede realizarse esta operación ya que ha terminado el crecimiento facial. Al analizar detalladamente su nariz con el Cirujano Plástico Estético certificado, se consideran algunas características estéticas, como el grosor, calidad y textura de la piel de la nariz, dorso nasal recto o mínima depresión en relación a la mayor proyección de la punta nasal, ancho y definición de alas y punta nasal, ángulo entre punta nasal con el labio superior, proyección del mentón, medidas que al ser aplicadas en su caso, pueden ayudar a formular un plan quirúrgico.

Vias de Abordaje. 

En Cirugía Plástica Estética contamos con dos vías de abordaje más frecuentes, para Cirugía Nasal; La Rinoplastia Cerrada y Abierta.

En la Rinoplastia Cerrada, todas las heridas quirúrgicas son hechas por dentro de la nariz, de tal manera que no deja cicatrizes visibles. El Cirujano Plástico tiene menor visualización de los cartílagos y huesos nasales, sin embargo muchos se han entrenado y permanecen cómodos con esta técnica, al lograr resultados de sobresalientes a excelentes.

En Rinoplastia Abierta, la piel nasal se despega y eleva, permitiendo una visualización completa de cartílagos y huesos nasales, el Cirujano Plástico realiza una herida quirúrgica por debajo de la punta nasal, en medio de la dos narinas, estructura nasal llamada columella. Las desventajas principales son el hacer una cicatriz donde no existía y una inflamación post operatoria significativa. 

El Cirujano Plástico Estético certificado, le recomendará la técnica que él o ella, considere como mejor opción para obtener resultados óptimos en su caso particular.