Los procedimientos no quirúrgicos, tuvieron un aumento de un 25% en el último año, siendo la aplicación de toxina botulínica el procedimiento más solicitado, con mas de 4 millones de aplicaciones por año.