Es uno de los procedimientos más recomendados y solicitados por el hombre en Cirugía Plástica Estética, cuando se desea atenuar ó revertir los rasgos de cansancio, tristeza y/o molestia que pueda presentar por estragos de la edad o relacionados con la herencia, la aparición de un exceso de piel  en el párpado superior y de bolsas en el inferior hacen que la cara mantenga un aspecto cansado y de falta de salud; esta cirugía recibe el nombre de Blefaroplastía ó Cirugía de Párpados.

La intervención quirúrgica es sencilla y puede realizarse bajo anestesia local y sedación en la mayoría de los casos. La herida o incisión tanto para el párpado superior como el inferior, se trazan en los pliegues naturales que se tienen a un par de milímetros de las pestañas en el párpado inferior y 4-6 mm en el superior, se retira el exceso de piel, músculo y bolsas grasas, individualizando las necesidades muy particulares de cada paciente, con el objetivo de lograr resultados muy naturales y con cicatrices prácticamente imperceptibles.

Las técnica quirúrgicas modernas permiten efectuar mejoras sustanciales y muy duraderas en el aspecto físico tanto de hombres como de mujeres. A veces en una misma intervención se combina el Lifting con la Cirugía de Párpados, la Rinoplastia ó Cirugía de Nariz , Aumento ó disminución del Mentón, el Peeling Químico, la succión de la grasa facial ó Lipoescultura facial retirando donde sobra y colocando donde pueda hacer falta, buscando conseguir resultados masculinos y complementarios entre si, de acuerdo a cada caso en particular.

Se evaluará la región de la frente, cara y cuello; la linea del cabello y vello facial; si tiene cicatrices y/o daño solar en el área facial, para así integrar un plan quirúrgico donde en todo momento se controle la aparición post operatoria de estigmas de Cirugía facial y/o un aspecto feminizado de la misma.