Un Abdomen prominente puede ser causa de malestar tanto para hombres como mujeres. Puede ser resultado de exceso de grasa, debilidad de los músculos de la pared abdominal, embarazos ó piel flácida que ha sido sobre estirada y ya no responde a dietas  y/o ejercicio. Aquellos que han experimentado una perdida masiva de peso, la única alternativa para la piel flácida y colgante es cirugía.  En la actualidad se tienen algunas técnicas para aplanar el abdomen protuberante y manejar su contorno corporal, la mejor técnica para usted dependerá enormemente en sus metas, expectativas y en su problema especifico.

La Abdominoplastia también llamada Lipectomçia ó Dermolipectomía, es la técnica quirúrgica donde se retira la grasa y la piel abdominal sobrante, recoloca los músculos rectos abdominales en su correcta posición anatómica, fortaleciendo la pared abdominal y tensando los músculos que la delimitan; se realiza una incisión en el pliegue abdominal bajo de tamaño variable en forma de sonrisa, que corre de un lado al otro de la cadera y otra incisión alrededor del ombligo. La abdominoplastia es de las pocas técnicas quirúrgicas en Cirugía Plástica Estética que en el mejor de los casos se recomienda internamiento hospitalario las primeras 24-36 hrs de su recuperación.